13 de Enero de 2008

Continúan los desaciertos en el INCAA

Editorial

Continúan los desaciertos en el INCAA

A principios del mes de noviembre del pasado año, y luego de un extenso y profundo análisis, DAC hizo publico un documento titulado «CINE NACIONAL – Alarmante Cuadro de Situación».

Con posterioridad a aquella denuncia, el SICA y la DAC se unieron junto a SADEM y SUTEP, en plena coincidencia sobre la grave situación de nuestra cinematografía, para solicitar una audiencia pública a la Presidenta Dra. Cristina Fernández de Kirchner, reunión que nos informan se concretará próximamente, para manifestarle nuestra profunda preocupación sobre el grave estado en que se encuentra nuestro cine nacional.

Tanto el SICA como DAC han continuado trabajando en este tiempo para obtener información, que se nos negara sistemáticamente, solicitándola esta vez bajo la intimación del Decreto número 1172, de acceso a la información pública obrante en sede administrativa, en este caso del INCAA.

Así fue como se solicitaron informes sobre créditos industriales, ejecuciones presupuestarias del organismo y otorgamiento de beneficios bajo la discrecional figura del «tercero jota».

Aun cuando parcial y retaceada la poca información «obtenida a la fuerza», ratifica la gravedad de la situación, sobre todo en lo que se refiere al manejo discrecional de los dineros del fondo de fomento que administran las actuales autoridades del INCAA.

TERCEROS «J»

El artículo 3ro inciso «J» de la ley de cine vigente permite al Presidente del INCAA, realizar y convenir producciones con organismos del Estado, mixtos o privados, de películas cuyo contenido concurran al desarrollo de la comunidad nacional.

Entre los años 2006 y 2007 fueron adjudicados mediante este régimen mas de 19 millones de pesos. Se trata del equivalente a más de la mitad de los recursos destinados para créditos a la producción «normal» durante esos dos años.

En el 2006 a, una misma empresa se le otorgaron un total de mas de $2.276.000.- (Pesos dos millones doscientos setenta y seis mil) para que una misma persona física, totalmente desconocida para el medio cinematográfico, realizara 4 documentales, curiosamente también con el mismo presupuesto cada uno: algo más de $569.000.- ( Pesos Quinientos Sesenta y Nueve Mil)

En el 2007, la misma persona física vuelve a recibir fondos por un total de $2.123.331(Pesos dos millones ciento veintitrés mil trescientos treinta y uno) para realizar 4 documentales más por valor de $ 597.671,.-, $ 674.181.-, $ 350.000.- y $ 501.459.- respectivamente (este último para una empresa distinta).

Los 8 proyectos suman casi $4.400.000.- (Pesos Cuatro Millones Cuatrocientos Mil Pesos), provocándose así una discrecional erogación por parte del INCAA y resulta también fuera de lo común que estando aún en etapa de post-producción, ya han cobrado la casi totalidad del beneficio asignado.

Habitualmente una empresa productora realiza su proyecto de ficción o documental recibiendo lo asignado en sendas cuotas y recién al presentar la debida rendición de los gastos efectuados de cada cuota, puede continuar recibiendo liquidaciones de los beneficios otorgados.

Estos proyectos aquí mencionados, han sido claramente privilegiados con el adelanto de prácticamente el total de los 4.4 millones de pesos asignados y ala fecha, pese al dinero recibido, solo han entregado 6 (seis) casetes formato VHS que conteniendo material crudo.

Con fecha 19 del corriente mes, El SICA y la DAC, en forma conjunta, han solicitado al INCAA copia de 21 expedientes beneficiados bajo la figura del 3° J, en expreso pedido de acceso a la información pública para que los técnicos legales y contables de ambas entidades analicen y verifiquen lo que ya se considera, como mínimo, un escandaloso abuso en el manejo y otorgamiento de fondos públicos.

Bajar archivo con la información de los 3°J que nos fuera enviada por el Organismo.

CRÉDITOS INDUSTRIALES 2006 y 2007

Esta información solicitada el 19 de diciembre de 2007, que incluye también y especialmente, el expediente Laboratorio Argentino de Cine S.A. (LACSA), en una reiteración del pedido, que no fuera satisfactoriamente entregada en tiempo y forma, siendo que, sin perjuicio de las penalidades que pudieran caber a los funcionarios del INCAA intervinientes por dicho incumplimiento, también el 19 del corriente mes, fue solicitado se entregue copia completa del citado expediente LACSA y de todos sus anexos y/o resoluciones ligadas al mismo que no obren en sus fojas.

LACSA fue adjudicataria de cerca de dos millones de pesos en dos créditos, con la garantía de las propias máquinas adquiridas de segunda mano, equipamiento para el procesamiento de material fílmico considerado en otras latitudes como obsoleto.

Tras la venta del inmueble, que también obraría como parte de la garantía del crédito solicitado, edificio donde supuestamente se habían instalado los equipamientos adquiridos, se pretendió solicitar otros 7 u 8 millones de Pesos, para poder concluir con la instalación del Laboratorio, que debería haberse terminado con el monto inicialmente asignado varios años atrás.

DAC y SICA efectuaron entonces una nueva presentación a los efectos de detener dicha escandalosa y casi extorsiva solicitud.

LACSA además jamás ha llegado a funcionar efectivamente como laboratorio, sin embargo desde hace tiempo, tercerizando el trabajo de revelado y copia, entrega facturas que se incorporan a los presupuestos presentados al INCAA y en rendiciones finales de costos de producción. Esto significa que hay una variada cantidad de películas que se han procesado en un laboratorio que no existe.

PRESUPUESTOS ABIERTOS

Así también hemos solicitado, los balances y presupuestos ejecutados y abiertos con detalle, con los gastos y todas las erogaciones efectuadas por el Instituto en los años 2003, 2004, 2005, 2006 y 2007, en donde consten claramente origen y monto total de los fondos administrados por el INCAA; destino final de los mismos rubro por rubro, detalle de los conceptos de las erogaciones efectuadas y beneficiarios finales de todos los pagos efectivizados. Es sumamente alarmante que esta información no sea de dominio público, aun cuando lo garantiza expresamente un Decreto Presidencial.

EL CINE ES MOVIMIENTO

La máxima autoridad del organismo, el Lic. Jorge Álvarez en sus apariciones mediáticas, además de atacar abiertamente a quienes cuestionan su inacción, informa los convenios internacionales y planes de lanzamientos proyectados, asegurando que la «adultez industrial» conseguida se debe a su ejemplar gestión, y el cada vez menor mercado obtenido a errores de marketing ajenos.

Permanece totalmente ajeno a la difícil realidad existente sin que se advierta intención alguna de modificar su permanente inmovilidad de estos últimos años en los que acumula crecientemente problemas sin resolverlos con un presupuesto retaceado y escondido a la industria y a la opinión pública.

Pesa en su haber un Consejo Asesor inactivo, único organismo de contralor de la industria, pese a que ya no hay ningún impedimento legal para su pleno funcionamiento.

Exiguas partidas para créditos a la producción, proyectos que deben pasar por varios innumerables filtros y análisis, contra más de 19 millones invertidos a la sola discrecionalidad del Lic. Álvarez y su firma, proyectos de los cuales muchos ni siquiera han sido realizados por lo menos en tiempo y forma.

Un Sistema de Fomento burocráticamente enmarañado con absoluta ignorancia de la incidencia permanente que las nuevas tecnologías originan en la actividad.

Concreta falta de aplicación de las cuotas de pantalla en cine y televisión que en otras cinematografías del mundo permiten sustentar el desarrollo de la industria.

Nulidad de una política de ventas y adecuada promoción del cine argentino en el exterior, a pesar de los constantes viajes en primera clase de grandes comitivas a Europa, China y el resto del mundo.

Para Ibermedia, el director argentino ha dejado de ser la figura preponderante de la coproducción. Cuando en España por la ley de cine recientemente sancionada, se reincorpora al director, como el elemento esencial que da la nacionalidad a una película.

DAC está acostumbrada, a través de sus cincuenta años de existencia, a bregar en medio de la adversidad porque defiende verdaderamente el interés no solo de los directores de cine sino de nuestra industria en su conjunto.

Así fue cuando enfrentó la censura en los años difíciles de la Argentina y cuando acompañada por todas las instituciones representativas de la cinematografía, logró la Reforma de la Ley de Cine incorporando al Fondo de Fomento del INCAA los aportes económicos del video y la televisión, que hoy crean un fondo cercano a los ciento veinte millones de pesos.

A las alarmantes situaciones de total desmanejo efectuado con fondos públicos en este informe descriptos, la DAC y el SICA las hemos rotulado en una solicitada, en principio como «DESPILFARRO E INCOMPETENCIA EN EL INCAA».

Quizás en poco tiempo sabremos como las rotulará la justicia Argentina.

Archivo: Info DAC N°69

Últimas noticias

27 de Agosto de 2020ACTUALIZADA: 19 OCTUBRE DE 2020

El Ministerio de Cultura, con el consenso de todas las entidades del sector audiovisual, aprobó el protocolo para la reanudación de la actividad

Leer más

23 de Julio de 2020

¡Feliz día Directoras y Directores Audiovisuales!

Leer más

06 de Julio de 2020

Nueva App DAC Mobile Directores

Leer más