08 de Marzo de 2010

CINE – Andrés no quiere dormir la siesta Entrevista DAC – Daniel Bustamante

Nuestro colega nos cuenta como superó uno a uno los inconvenientes para poder realizar su película, la repercusión obtenida en su trayectoria internacional y las diversas reacciones de público

Norma Leandro con su nieto en la ficción.

¿Cómo surgió el proyecto de Andrés no quiere dormir la siesta?

Hace unos 5 años atrás viendo un documental sobre centros de detención en la argentina durante la última dictadura militar en santa fe (yo soy santafesino), me enganché con un testimonio de una mujer que había estado secuestrada unos meses, y como consecuencia de las torturas había perdido la noción del tiempo y el espacio. La manera que esta mujer encontró para conectarse con el mundo exterior, era a través de los gritos de unos chicos saliendo al recreo en una escuela primaria que estaba cerca de donde la tenían. Cuando esta mujer dijo donde estuvo secuestrada, un frío me corrió por la espalda, porque estuvo frente a mi escuela primaria y en la fecha en la que yo estaba en cuarto grado. Por lo cual no pude dejar de pensar que a lo mejor, yo era uno de esos chicos.
Cuando comente esto a mi familia en Santa Fe, recuerdo haber recibido la respuesta, “si todos sabíamos, pero que le ibamos a decir ustedes eran chicos”. En ese momento pensé: Esa es la historia, no el de la mujer cautiva sino la de la convivencia cotidiana con el horror.
¿Para qué público o mercado la pensaste, si es que hubo ese planteo?
En realidad, no lo pensé. De hecho a lo largo de la primera etapa, cuando tratábamos de conseguir financiamiento,el “tema”, era un inconveniente. Porque el casi estigma de “otra película sobre el proceso” nos jugaba en contra. Si, pensamos que había toda una generación (la mía y la de mis padres) que eran potenciales espectadores; porque no había una película Argentina que abordara directamente el rol de la clase media en esa época.
¿Cuando se vincula Norma Aleandro al proyecto y en que influyó esto a la producción concebida?

A mi me ayuda ponerle cara a los personajes cuando escribo. El rostro de Norma es el que me acompaño en el proceso de construcción del personaje de Olga (la abuela de Andrés en la historia).
Pensar en ella en términos de producción era un sueño. Ella no había querido hacer ninguna película que abordara estatemática desde la Historia Oficial, la idea de llegar ella y decirle: Hola quiero hacer una Opera Prima ambientada en la dictadura con una chico como protagonista junto con vos; era casi una broma. Pero , por esas cosas maravillosas que tiene el cine, sucedió. Le acercamos el guión y dijo abramos los caminos para hacer esta película.
En términos de producción nos ayudo mucho su confianza en el proyecto, porque generó el efecto multiplicador de que otros nos escucharan. Incluso algunos que en su momento nos había dicho que no. Pero por otro lado también determinó trabajar con precisión de relojería optimizando recursos, porque éramos concientes que teníamos “un solo tiro”.
¿Cómo fue tu trabajo con un niño actor con tanto porcentaje de aparición en la película?

El trabajo con Corado fue muy arduo, por varias cosas. Una de ellas es porque debía generar confianza en él, para lo cual hubo un tiempo previo de tres meses de aclimatarnos uno al otro, de compartir tiempo, juegos, actividades, cosas que no tenían que ver con la película pero que servirían a futuro. Ese tiempo me sirvió para estudiarlo y poder saber que mecanismos accionar en el, en pos de un buen resultado.
Por otro lado en términos de producción, trabajar con un chico, obligó a que todo el rodaje se armara a su alrededor. Esto es, porque se cansan rápido, se aburren mas rápido todavía .
Era importante mantenerle todo en un rango de juego y diversión, y no hacerle sentir la presión que es un rodaje, para no perder la frescura que necesitaba de él.
¿Que diferencia encontraste entre la recepción del publico internacional al local?

En el exterior hubo mucho mas sorpresa que aquí, ellos tienen la mirada de los libros de historia y la prensa de ese momento histórico; o las películas que han visto en su mayoría eran historias de buenos versus malos. Y ver una película en la que el foco estaba puesto en una familia, como exponente de toda una clase social en esa época, los conmovió y los intrigó. Recuerdo la anécdota de una mujer en Montreal que buscó a alguien que le tradujera del francés al inglés preguntas acerca de la película, porque quería asegurarse de “haber entendido bien”. No te imaginás mi alegría al comprobar que la lectura de la peli había sido impecable.
En el país la reacción es mucho mas visceral, las repercusión en los espectadores ha sido my buena y depende de la edad que tiene hace una lectura diferente. Si tiene 50 o mas hace una lectura mas sociopolítica, si tiene entre 35 y 35, ve mas los modelos de familia y sus consecuencias en la educación y si son mas chicos, vea a sus padres. Esta es una película dura que ha generado algo inesperado y es que me la están pidiendo de las escuelas para proyectarlas y generar debates.
Es de destacar que de los 6 premios internacionales que tiene la película 2 son premios del público (Montreal y Trieste).
¿Cuánto tiempo en total demandó la película?

De rodaje fueron siete semanas, hubo tres meses de preproducción y otros tres mas de post. Pero todo el proceso desde la primera versión de guión hasta su exhibición fue de 5 años.
¿Cual es tu próximo proyecto?

Estoy trabajando en dos proyectos. Uno es una comedia, con mucho humor negro.

Archivo: InfoDAC N°73

Últimas noticias

27 de Agosto de 2020ACTUALIZADA: 19 OCTUBRE DE 2020

El Ministerio de Cultura, con el consenso de todas las entidades del sector audiovisual, aprobó el protocolo para la reanudación de la actividad

Leer más

23 de Julio de 2020

¡Feliz día Directoras y Directores Audiovisuales!

Leer más

06 de Julio de 2020

Nueva App DAC Mobile Directores

Leer más